Recuperación de la Codependencia

Una condición emocional, psicológica y conductual que se desarrolla como resultado de la exposición  prolongada y la práctica de una serie de reglas opresivas, reglas que impiden la expresión abierta de los sentimientos, así como la discusión directa de los problemas personales e interpersonales.

Los codependientes son aquellas personas que han permitido que su vida se vea afectada por la conducta de otra persona, y que están obsesionadas tratando de controlar esa conducta.

¿Quiénes desarrollan Codependencia?

La codependencia puede ocurrir en cualquier persona que está en contacto con la adicción de otra persona, ya sea un familiar, amigo, compañero, pareja o cliente que sufra de adicción. Además existen otros desordenes de conducta y enfermedades que pueden generar codependencia, tales como la esquizofrenia, la violencia, el maltrato y las neurosis. Toda persona expuesta a estos desórdenes, puede desarrollar codependencia.
Muchas veces alguien que ha desarrollado codependencia por crecer en una ambiente disfuncional adictivo, no manifiesta grandes síntomas hasta que se casa o forma una relación de pareja. Por otro lado, con mucha regularidad las hijas de adictos, terminan casándose con otros adictos, aún sin que esto sea una decisión consiente. Puede coexistir además , con trastornos depresivos, ansiedad, trastornos alimenticios y otros.

Enfermedad de la adicción.

Se dice que la codependencia es una adicción ya que cumple con la tríada diagnóstica de las adicciones.

  1. Obsesión (pensamiento): Idea fija repetitiva que viene a la mente y lo saca del aquí y el ahora para llevarlo al allá y el entonces.
  2. Compulsión (acción): Fuerza o impulso casi irrefrenable de la práctica de la actividad adictiva.

Práctica a pesar del daño: La negación es el buque insignia del proceso adictivo. El último en aceptar el problema es el afectado.

¿Cómo la codependencia puede producir una adicción a sustancias químicas?

 La codependencia es una enfermedad de inmadurez causada por un trauma infantil, que se genera en el seno de una familia disfuncional en la que no se cubren las necesidades básicas del niño (amor incondicional, respeto, libre expresión de sentimientos), por lo que va creciendo con un vacío interior, el cual provoca que se repriman las emociones hasta tal punto que no se sabe que se tienen, sin embargo van inundando su alma de un caudal inconsciente de resentimientos que necesitan cubrirse con algo que para poder ignorarse y sepultarse en el inconsciente. De esta manera en los esfuerzos por huir de estos sentimientos abrumadores, recurren a sustancias químicas para poder adormecer su malestar.Puede coexistir con trastornos depresivos, ansiedad, trastornos alimenticios y otros.Modalidades grupal e individual para la recuperación. Grupo de jóvenes y adultos en proceso de desarrollar patrones codependientes.

Codependencia y Adicción al Amor

 La codependencia es una enfermedad que si no es tratada puede desarrollar diferentes adicciones, como la adicción al amor.

El adicto al amor es alguien que depende o se encuentra enredado con otra persona, o compulsivamente centrado en cuidar de ella. Aunque a veces esto se describe como codependencia, la codependencia constituye un ámbito problemático mucho más amplio y fundamental.

¿Cómo se relacionan los trastornos del estado del ánimo a la codependencia?

 Las personas tenemos una capacidad para afrontar la realidad que se halla directamente relacionada con nuestra capacidad para tener una relación saludable con nosotros mismos, lo que significa amarse a sí mismo, protegerse identificarse consigo mismo, cuidarse y moderarse. Vivir a partir de esa realidad de quienes somos, quienes son los otros y cuál es la realidad en nuestra situación actual. Desarrollar esas capacidades y percepciones constituye el núcleo de la recuperación de la codependencia, pero cuando no adquirimos una relación funcional interna y un sentido de la adecuación, el dolor que se deriva de ello en nuestro interior y en nuestra relación con los demás nos conduce a menudo a un proceso en el cual se desarrollan los trastornos emocional o del estado del ánimo.

¿Cómo la codependencia puede llevar a una depresión?

  En ciertos hombres y mujeres, sentimientos humanos normales tales como la vergüenza, el temor, el dolor y la ira aparecen tan magnificados que esas personas se encuentran casi siempre en un estado emocional marcado por la angustia y por la sensación de ser irracionales, disfuncionales y/o “locas”. También piensan que deben hacer felices a quienes los rodean, y cuando no pueden, les parece que en algún sentido valen “menos que” los otros. Estas personas suelen reaccionar con exceso a los acontecimientos cotidianos, experimentando sentimientos mucho más intensos que los adecuados, provocando muchas veces crisis que pueden aparecer sin ninguna justificación aparente.

Esta dependencia llevó a que los terapeutas se dieran cuenta de que la codependencia es una enfermedad penosa y discapacitante,  es una enfermedad que afecta no sólo a familias en las que existen dependencias químicas, si no también a familias en las que no hay miembros dependientes de sustancias químicas.

Quienes padecen codependencia suelen terminar en la desesperación, y a veces mueren realmente a causa de su efecto. Las historias de las victimas hablan de desvalimiento, suicidio, problemas cardiovasculares, el abandono personal, la ira reprimida y depresiones.

El factor emocional de la codependencia puede sabotear tanto nuestra salud como nuestras relaciones.

¿Cuál es la relación de la codependencia con las relaciones violentas?

 Como dijimos anteriormente la codependencia es una enfermedad que empieza desde la niñez cuando no son satisfechas las necesidades básicas de los niños, por lo que la persona a medida que crece va creando vacíos interiores, que trata de llenar de alguna manera, de esta forma las personas van entrando al mundo de las adicciones y de las relaciones de pareja insanas. Al relacionarse sin una identidad bien definida , con baja autoestima, con patrones de complacencia o control, sin conciencia sobre sus necesidades y la diferencia con sus deseos, se crean expectativas demasiado altas de las personas , esperando correspondencia a desmedidos cuidados y servicios,  que puede conllevar a abusos emocionales, físicos y sexuales.

 

¿Por qué es importante este programa?

 El programa de codependencia es importante ya que nuestro objetivo principal es, que las personas logren una mejor calidad de vida, desarrollando nuevas pautas en su autocuidado a través de un programa personalizado, facilitándoles la recuperación emocional del paciente y de sus familiares.

Nuestro punto de partida es lograr que la persona acepte que tiene un problema y decida enfrentar la vida por si mismo.

 

Etapas del programa

 El programa tiene diferentes momentos de intervención, a los que podemos hablar como etapas:

  1. Etapa de evaluación: se identifican los problemas (se hace un diagnóstico).
  2. Etapa de tratamiento: en donde se realiza un plan de tratamiento personalizado con un enfoque bio-psico-social, con bases en el diagnóstico que se realizó en la primera etapa.
  3. Etapa de seguimiento: en esta etapa el equipo terapéutico realiza una segunda evaluación, para así poder garantizar los resultados esperados.
  4. Las modalidades de tratamiento pueden ser:  grupal e individual. Actualmente se ha organizado un Grupo de jóvenes en proceso de desarrollar patrones codependientes.

Idealmente las personas que se identifican plenamente con este problema pueden continuar su recuperación en Grupos de 12 pasos de Codependientes Anónimos.