Intervención en Crisis

Es un proceso con fines de estabilización de diversos procesos emocionales, transicionales por cambio de etapa de vida, conductas adictivas, conflictos familiares. Duración de 3 a 7 días que contempla intervención médica, psicológica, social y familiar en dos modalidades de acuerdo a la  necesidad del paciente:

  1. Modalidad externa de hospital de día, si no conlleva riesgos a la vida de la persona o a otros.
  2. Modalidad residencial, intensiva si la patología es severa, con poco apoyo social o situaciones familiares conflictivas, en ambiente acogedor y estructurado que promueve la recuperación.

En ambas modalidades participa en actividades individuales, grupales y familiares con un horario de vida.